El inicio de las campañas de inmunización contra la COVID-19 es, sin duda, una buena noticia; las distintas vacunas aprobadas han demostrado ser seguras y efectivas para estimular la producción de anticuerpos, lo cual reduce significativamente la morbilidad y la mortalidad asociadas a la enfermedad por el nuevo coronavirus. No obstante, dado que la información disponible cambia o se actualiza constantemente, muchas mujeres se preguntan si es recomendable recibir la vacuna durante el embarazo o la lactancia. A continuación, aclaramos algunas de las dudas más frecuentes:

¿Las mujeres embarazadas pueden vacunarse contra la COVID-19?

Sí. Aun cuando no hay estudios específicos sobre los efectos de las vacunas contra la COVID-19 en mujeres embarazadas, no se ha observado ninguna reacción adversa y no hay datos que sugieran que la vacunación esté contraindicada durante la gestación. Puesto que las mujeres embarazadas tienen más riesgo de desarrollar un cuadro severo de COVID-19 en comparación con aquellas que no están embarazadas, sobre todo si padecen alguna comorbilidad como obesidad o diabetes, es conveniente que opten por recibir la vacuna. Hay que tener en cuenta que, al día de hoy, la vacunación de mujeres embarazadas no está permitida en todos los países latinoamericanos, si bien la recomendación de la OMS es que las gestantes tomen la decisión en conjunto con su equipo médico. Sin importar si deciden vacunarse o no, es importante mantener las medidas de prevención como el lavado de manos, el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Es importante mantener las medidas de prevención como el lavado de manos

 

¿Qué vacuna es más recomendable o más segura para las mujeres embarazadas?

No hay ninguna razón para preferir o recomendar una vacuna sobre otra; sin embargo, al día de hoy las personas de 16 a 17 años sólo son elegibles para recibir la vacuna Pfizer-BioNtech.

 

¿Las mujeres embarazadas pueden presentar efectos secundarios más severos?

Los efectos secundarios son producto de la respuesta inmunitaria y de la producción de anticuerpos; en caso de presentarse, suelen ser leves y desaparecer en poco tiempo. Ninguna mujer embarazada que haya recibido la vacuna ha tenido efectos secundarios distintos a los que reportan las mujeres no embarazadas. Se recomienda que las mujeres embarazadas que experimenten fiebre después de la vacunación tomen acetaminofén o paracetamol, pues el aumento de la temperatura corporal puede afectar negativamente al feto.

 

¿Las mujeres embarazadas pueden recibir otras vacunas junto con la de COVID-19?

No. Las vacunas contra la COVID-19 no deben aplicarse dentro de los 14 días previos o posteriores a la recepción de cualquier otra vacuna.

 

¿Las vacunas contra la COVID-19 pueden provocar cambios genéticos en el bebé?

No. Las vacunas de ARN mensajero, como las producidas por Pfizer y Moderna, no contienen virus vivos, no ingresan al núcleo de la célula ni alteran el ADN humano; por lo tanto, no pueden provocar ningún cambio genético.

 

¿Las vacunas contra la COVID-19 pueden provocar infertilidad?

No. Si bien los ensayos clínicos con las vacunas no se han enfocado en la fertilidad, no hay ninguna evidencia de que ésta resulte afectada. La vacunación contra la COVID-19 está recomendada para aquellas mujeres que están intentando quedar embarazadas.

 

¿Qué pasa si una mujer embarazada decide no vacunarse contra la COVID-19?

Lo más recomendable es que las mujeres embarazadas reciban la vacuna en cuanto esté disponible, especialmente aquellas que tengan factores de riesgo adicionales para sufrir complicaciones graves por COVID-19. Sin embargo, si una mujer embarazada opta por no recibir la vacuna, debe respetarse su decisión. En ese caso, es muy importante limitar las interacciones sociales con las personas que no viven en el mismo hogar y adoptar las medidas de prevención.

 

Fuentes: CDC, SOCHOG, Harvard Medical School