La caída excesiva del cabello es un fenómeno muy común que afecta a muchas mujeres en los meses que siguen al nacimiento de su bebé. Aun cuando se trata de una condición temporal y completamente reversible, suele ser motivo de angustia y preocupación para aquellas que la padecen; por tal motivo, en este artículo aclaramos cinco de las dudas más frecuentes sobre la alopecia posparto.

 

  1. Todas las mujeres experimentan caída de cabello después del parto.
  2. La caída del cabello es una consecuencia de la lactancia.
  3. Tomar suplementos vitamínicos puede prevenir la caída del cabello.
  4. Los productos cosméticos comerciales son la solución para la caída del cabello.
  5. La caída de cabello durante el posparto es normal, así que no hay razón para sentirse mal.

 

1. Todas las mujeres experimentan caída de cabello después del parto.

Cierto. Como regla general, las nuevas madres comenzarán a perder cabello en mayor o menor cantidad alrededor de tres meses después del nacimiento de su bebé; sin embargo, se trata de un proceso fisiológico normal que, afortunadamente, es transitorio. Durante el embarazo, el aumento de los niveles de estrógeno y otras hormonas provoca que el ciclo del cabello se detenga y éste permanezca en su fase anágena, es decir, de crecimiento; como resultado, las mujeres gozan de una cabellera abundante y de apariencia saludable. Después del parto, los niveles de estrógeno comienzan a disminuir y se presenta un fenómeno llamado “efluvio telogénico”, que consiste en la pérdida de todo el cabello que no se cayó durante el embarazo, pues entra en la fase de reposo de manera repentina y simultánea. Este proceso comienza aproximadamente tres meses después del parto y no se prolonga por demasiado tiempo; en la mayoría de las mujeres, el ciclo normal de crecimiento del cabello se restablece alrededor de seis meses después del nacimiento del bebé, aunque en algunos casos podría tardar hasta doce meses en regularizarse. Si la caída del cabello parece excesiva o se prolonga por más de un año, lo mejor es consultar al médico; podría deberse a algunas condiciones de fácil remedio que son comunes en el posparto, como hipotiroidismo y anemia por deficiencia de hierro.

 

2. La caída del cabello es una consecuencia de la lactancia.

Falso. La caída del cabello en el posparto no está relacionada con la decisión de amamantar al bebé; dado que el efluvio telogénico se presenta como resultado de la disminución de los niveles de estrógeno y otras hormonas, todas las nuevas madres experimentarán algún grado de caída de cabello en los meses que siguen al nacimiento del bebé, sin importar si optan por darle pecho o no. Ahora bien, hay que recordar que la leche materna contiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes que son necesarios para el desarrollo del bebé; es muy importante que la alimentación de la madre sea saludable y balanceada durante todo el periodo de lactancia, pues las deficiencias nutricionales pueden incidir de manera negativa en el ciclo del cabello.

3. Tomar suplementos vitamínicos puede prevenir la caída del cabello.

Falso. No es posible prevenir la pérdida de cabello, pero los suplementos pueden ayudar a mejorar la salud del pelo y a que la caída sea menos prolongada; sin embargo, ningún suplemento puede sustituir una buena alimentación, rica en proteínas, vitaminas y minerales.

Para asegurar la correcta nutrición de la madre durante los meses que siguen al nacimiento de su bebé, es muy recomendable planificar las comidas desde antes del parto [enlace a artículo “Plan de posparto”], de manera que siempre tenga a su disposición alimentos variados y nutritivos.

Tomar suplementos vitamínicos puede prevenir la caída del cabello

 

4. Los productos cosméticos comerciales son la solución para la caída del cabello.

Falso. Ningún producto cosmético puede detener la caída del cabello, pero sí existen champús y lociones ligeros que ayudan a fortalecerlo y darle volumen, así como una apariencia de mayor densidad. De igual manera, un buen corte de cabello puede ayudar a que se vea más abundante y saludable.

5. La caída de cabello durante el posparto es normal, así que no hay razón para sentirse mal.

Esto es cierto y falso a la vez. Si bien es importante tener presente que se trata de un problema temporal y que desaparecerá por sí solo al cabo de unos cuantos meses, el cabello suele ser parte importante de la identidad de las personas, pues es un reflejo de su individualidad y de la imagen que quieren proyectar a los demás. Es natural sentir tristeza o angustia al verlo caer en grandes cantidades, aun cuando se tenga la certeza de que volverá a crecer. Durante el puerperio, las mujeres suelen ser más sensibles y experimentar cambios en su estado de ánimo; se trata de un periodo delicado en el que necesitan todo el apoyo que su pareja, familia y amigos puedan prodigarles, sin minimizar jamás sus sentimientos. Es importante que las nuevas madres cuenten con una o varias personas de confianza que las escuchen, las reconforten cuando lo necesiten, les recuerden que están atravesando una etapa de muchos cambios y que todas esas emociones ambivalentes son completamente normales.