Estudios han demostrado que escuchar música en edades tempranas pueden tener un efecto positivo en las habilidades cognitivas de los bebés. La música también tiene un efecto positivo en los adultos, así es que ¿qué otra mejor opción que disfrutar de un momento...