María Alejandra González

Mamá, tía, Médico Familiar mención Niño de la Universidad Católica de Chile

Cuando decidí estudiar medicina nunca lo hice pensando en encerrarme en un hospital, siempre
me vi conociendo a mis pacientes desde pequeños, conocer a sus familias, seguir su historia, por
eso decidí especializarme en medicina familiar. Al comenzar a trabajar con familias sentí la
necesidad de formarme en lactancia materna y crianza respetuosa, porque siento que son un buen
cimiento para un mejor desarrollo tanto físico como emocional de nuestros niños.
Nuestra sociedad cambia, al iniciar la crianza estamos más solos, bombardeados de mucha
información contradictoria. Es por eso que decidí participar en los talleres de mi apego, creo que
acompañar a los futuros padres es una experiencia enriquecedora, capaz de generar grandes
frutos.